Principios fundamentales de la cooperación: INTERACCIÓN PROMOTORA CARA A CARA

La disciplina del uso de grupos cooperativos incluye asegurarse de que los integrantes de un grupo estén cara a cara cuando trabajen juntos para realizar las actividades y para estimular el éxito de los demás. Los integrantes de un grupo necesitan trabajar juntos realmente. La interacción promotora existe cuando las personas estimulan y favorecen los esfuerzos del otro para realizar actividades en pos de alcanzar los objetivos del grupo. Mediante el estímulo del éxito del otro, los integrantes de un grupo construyen un sistema de apoyo académico y, al mismo tiempo, personal

Hay tres pasos para estimular la interacción promotora entre los integrantes de un grupo. 
El primero es destinar tiempo para que el grupo se reúna. Aunque puede parecer algo muy simple, muchos grupos no tienen el tiempo suficiente como para reunirse, madurar y desarrollarse. 
El segundo paso es subrayar la interdependencia positiva que exige que los miembros trabajen, juntos para alcanzar los objetivos del grupo. La interdependencia positiva crea el compromiso de cada uno por el éxito del otro.
El tercer paso consiste en favorecer la interacción promotora entre los integrantes del grupo. Controlar los grupos y festejar las evidencias de interacción promotora es una forma de hacerlo.
Aunque la interdependencia positiva por sí misma puede tener cierto efecto sobre los resultados, lo que influye más poderosamente sobre los esfuerzos para el logro, sobre las relaciones afectuosas y comprometidas, sobre la adaptación psicológica y sobre la competencia social es la interacción promotora cara a cara, favorecida por la interdependencia positiva (Johnson y Johnson, 1989). 

La interacción promotora se caracteriza por: 
1. La ayuda eficiente y eficaz que se brindan entre sí las personas.
2. El intercambio de recursos necesarios tales como información y materiales y el procesamiento más eficiente de la información.
3. La realimentación para mejorar el desempeño posterior.
4. El desafío de las conclusiones y los razonamientos ajenos para favorecer una toma de decisiones de mayor calidad y una mayor comprensión de los problemas.
5. el estímulo del esfuerzo para alcanzar objetivos comunes. 
6. la influencia sobre los esfuerzos de los demás para alcanzar los objetivos del grupo.
7. el trabajo sobre la confianza y la confiabilidad. 
8. La motivación para esforzarse por el beneficio mutuo. 
9. El establecimiento de un nivel moderado de excitación con bajos niveles de ansiedad y tensión.
Última modificación: martes, 28 de enero de 2014, 15:11