INSTRUCCIONES DEL CUADERNO

El Cuaderno del Equipo es un instrumento didáctico de gran utilidad para ayudar a los
equipos de aprendizaje cooperativo a autoorganizarse cada vez mejor. Se trata de un
cuaderno –generalmente en forma de carpeta de anillas, en la cual puedan ir
añadiéndose hojas- donde los distintos equipos deben hacer constar los siguientes
aspectos:
1. El nombre y el logotipo del equipo
En la portada o en la primera página del Cuaderno del Equipo consta el nombre que se
ha puesto el equipo. Ponerse un nombre refuerza la identidad del equipo y el sentido de
pertinencia: “Soy del equipo de…” o “soy del equipo tal…”. En algunas experiencias se
ha utilizado la dinámica de grupo conocida como “El blanco y la diana”30 como
actividad previa a la elección del nombre del equipo. Otros maestros y maestras piden a
cada equipo que dibuje, además, un logotipo representativo de su equipo. Todas estas
actividades –para las cuales, en muchos casos, se aprovechan las horas de plásticasirven,
además, para desarrollar la capacidad de ponerse de acuerdo, de defender el
propio punto de vista, de aceptar el punto de vista de los demás, de aceptar la opinión de
la mayoría…
2. Los nombres de los componentes del equipo
En otra hoja deben constar los nombres de los componentes del equipo. En algunas
experiencias se coloca también una fotografía de cada niño o niña, o un “autorretrato”…
En otras, se especifican, además, algunas características propias de cada miembro del
equipo (aficiones, habilidades, gustos o preferencias…), como una forma de mostrar la
diversidad del equipo… También puede “aprovecharse” para esta parte del Cuaderno el
resultado de alguna dinámica de grupo que han hecho para conocerse mejor, realizada
con anterioridad.
3. Cargos y funciones del equipo
En este apartado se concretan –puede ser en una tabla- los cargos que tendrán que
distribuir y ejercer dentro del equipo, teniendo en cuenta que:
El nombre de los cargos puede variar en cada equipo, y depende de la edad o la
etapa educativa.
Hay que operativizar al máximo los distintos roles o cargos, indicando las funciones
propias de cada cargo. En la tabla 3 se indican ejemplos de distintas funciones que
puede ejercer cada uno de los cargos.
Cada miembro del equipo base debe ejercer un cargo. Por lo tanto, debe haber un
mínimo de cuatro cargos por equipo. Si hace falta, porque el equipo está formado
por más de cuatro miembros, se subdividen las tareas de algún cargo (por ejemplo,
alguien puede ejercer el rol de “observador”, una de las funciones asignadas, en
principio, al secretario del equipo), o se determina que habrá un ayudante de alguno
de los cargos, con algunas de las funciones que éste tiene asignadas.
Los cargos son rotativos: con el tiempo, es bueno que todos los componentes de un
equipo puedan ejercer todos los cargos.
Periódicamente, se revisan las funciones de cada cargo, añadiendo de nuevas, si
hace falta, o quitando algunas.
Los alumnos deben exigirse mutuamente a ejercer con responsabilidad las funciones
propias de su cargo.

Tabla 3: Roles y funciones
Posibles roles o
cargos:
Posibles funciones operativas:
Responsable o
coordinador
Coordina el trabajo del equipo.
Anima a los miembros del grupo a avanzar en su aprendizaje.
Tiene muy claro lo que el profesor quiere que aprendan
Dirige las revisiones periódicas del equipo.
Determina quien debe hacerse cargo de las tareas de algún miembro del equipo
que esté ausente.
Ayudante del
responsable o
coordinador
Procura que no se pierda el tiempo.
Controla el tono de voz.
De vez en cuando, actúa de observador y anota, en una tabla en la que constan las
tareas de cada cargo del equipo, la frecuencia con que éste las ejerce.
Portavoz Habla en nombre del equipo cuando el profesor o la profesora requiere su
opinión.
Secretario Rellena los formularios del Cuaderno del Equipo (Plan del Equipo, Diario de
Sesiones…)
Recuerda de vez en cuando, a cada uno, los compromisos personales y, a todo el
equipo, los objetivos de equipo (consignados en el Plan del Equipo).
Custodia el Cuaderno del Equipo.
Responsable del
material
Custodia el material común del equipo y cuida de él.
Se asegura que todos los miembros del equipo mantengan limpia su zona de
trabajo.
Un ejemplo de concreción de estos cargos para un equipo de un grupo de cuarto curso
de primaria es el de la tabla 4:
Tabla 4
Cargo Tareas y responsabilidades
Coordinador · Anima los componentes del equipo a hacer su
trabajo.
· Hace de portavoz del equipo ante las maestras.
Ayudante del
coordinador
· Controla el tono de voz porque sea posible
trabajar.
· Controla que no se pierda el tiempo.
Secretario · Toma notas y llena las hojas de control del
equipo.
Responsable del
material
· Tiene cura del material del equipo
4. Normas de funcionamiento
En este apartado del Cuaderno se pueden hacer constar las normas de funcionamiento
del grupo clase, o bien algunas normas específicas de cada equipo, especialmente a
tener en cuenta por un equipo determinado, sin detrimento de las que debe tener en
cuenta todo el grupo clase.
Pere Pujolàs: Aprendizaje Cooperativo y Educación Inclusiva: Una forma pràctica de aprender juntos
alumnos diferentes (Universidad de Vic. 2009)

Si un grupo de alumnos ha tenido la oportunidad de trabajar en equipos cooperativos
durante la clase en distintas sesiones, aplicando una de las estructuras cooperativas
descritas en el apartado 2 de este documento, habrán podido experimentar los problemas
y las dificultades que surgen en esta forma de trabajar en clase, y habrán experimentado,
por lo tanto, la necesidad de regular el funcionamiento del grupo para asegurar el buen
comportamiento de los estudiantes en una clase organizada de forma cooperativa.
Cuando esto se constata es el momento de dedicar una sesión de tutoría para, en forma
de asamblea, decidir entre todos qué normas hay que cumplir si queremos trabajar con
normalidad dentro de la clase.
Para ello podemos usar la dinámica de grupo “El Grupo Nominal”32, actuando de la
siguiente manera: Después de que el profesor o la profesora les ha hecho reflexionar
sobre la necesidad de determinar unas normas comunes –aprovechando quizás alguno
de los conflictos que han surgido en alguna sesión en la que han trabajo en equipos- les
invita a que, por equipos, piensen qué normas son necesarias para poder trabajar mejor
en equipos. Transcurrido cierto tiempo, las ponen en común, diciendo cada equipo una
norma en voz alta, mientras alguien la anota en la pizarra. A medida que van saliendo,
se retocan –ampliándolas o matizándolas- las que ya han salido, para recoger el punto
de vista de todos los equipos. Al final de esta primera fase tendremos una lista de
normas propuestas entre todos los equipos.
A continuación, en una segunda fase, se invita a todos los equipos a que puntúen por
orden de importancia –según el parecer del equipo- todas las normas anotadas en la
pizarra: con un 1, a la que consideren más importante porque es más urgente que
cumplamos para poder trabajar a gusto; con un 2, la siguiente, etc. y así sucesivamente
hasta puntuar con el máximo de puntos (8, si había ocho normas; 12, si había doce...) la
que ellos consideren menos importante. Luego se ponen en común la puntuación
realizada por cada equipo y la norma que ha obtenido menos puntos entre todos los
equipos, es la considerada por todos como la más importante según la “urgencia” de su
cumplimiento, y se anota en primer lugar en la lista definitiva; en segundo lugar, la
segunda en puntuación..., y así sucesivamente hasta que se coloca en el último lugar la
que ha obtenido más puntos que coincide con la que el conjunto de equipos consideran
que no es tan urgente que se cumpla.
El hecho de que se hayan priorizado unas normas sobre otras, no quiere decir que deben
cumplirse unas más que otras. El hecho de que les pidamos que consideren cuáles son
las que todos debemos cumplir con más urgencia es un pretexto para que reflexionen, se
paren a pensar sobre cada una de ellas... Cumplirlas, hay que cumplirlas todas, desde el
momento que las hemos decidido y aprobado entre todos.
Por otra parte, se trata de una lista abierta, que podemos revisar y ampliar cada vez que
se considere oportuno: un nuevo conflicto que no había aparecido hasta un momento
dado puede ser el motivo de determinar una nueva norma que habrá que cumplir, como
las demás, desde este momento para evitar en lo posible el conflicto que la ha sugerido.
La lista de estas normas –que coinciden, además, muchas de ellas, con habilidades
sociales propias del trabajo en grupo- sirven de referente en las revisiones periódicas
que los equipos –y el conjunto del grupo clase- deben hacer sobre el funcionamiento
interno de los equipos y de todo el grupo clase cuando trabaja en equipos cooperativos.

De esta forma, revisándose cada equipo y el grupo en su conjunto, pueden identificar lo
que hacen especialmente bien –que debe ser destacado por el profesor o la profesora y
debe ser objeto de celebración- y pueden identificar también lo que aún no hacen
bastante bien y deben ir rectificando. De esta manera, cada vez más tienen un dominio
mejor, aprenden más, este “contenido procedimental” que es el trabajo en equipo…
Un equipo de aprendizaje cooperativo concretó de la siguiente forma sus normas de
funcionamiento (figura 5):
1. Respetar lo que digan los demás.
2. No tener envidia de los demás.
3. Mandar las cosas con educación.
4. Dialogar y ponerse de acuerdo siempre.
5. No hablar demasiado.
6. Presentar los trabajos deprisa y bien.
7. No pelearnos y llevarnos muy bien.
8. Limpiar la mesa y tratar con cuidado el material.
9. Que cada cual haga su trabajo y lo que le toque.
10. Dejarnos las cosas.
11. No dejar de lado a quien sabe menos.
12. Animarnos.

5. Los Planes del Equipo y las revisiones periódicas para establecer objetivos de
mejora
En el Cuaderno de Equipo se van guardando, también, los sucesivos Planes de Equipo,
donde se hacen constar los propósitos del equipo para un periodo de tiempo
determinado (Véase su descripción en el subapartado siguiente).
6. Los “Diarios de Sesiones”
Al final de cada sesión de trabajo en equipo, sus componentes deben hacer una
evaluación de la misma para dejar constancia de cómo ha ido, que el secretario,
juntamente con un breve resumen de lo que han hecho en la sesión, debe hacer constar
en un apartado del Cuaderno denominado “Diario de Sesiones”.
Estas revisiones puntuales al final de cada sesión son muy importantes, pues
contribuyen a desarrollar en los componentes del equipo su capacidad metacognitiva de
reflexionar sobre lo que han hecho y cómo lo han hecho.
7. Las revisiones periódicas del Equipo
Finalmente, en este apartado del Cuaderno constan las revisiones que los componentes
del equipo hacen al final de cada Plan de Equipo, que presentaremos en el subapartado
siguiente al hablar de los planes de equipo, puesto que se trata de dos elementos
estrechamente relacionados.


Última modificación: jueves, 23 de enero de 2014, 11:55